viernes, 25 de enero de 2013

El ojo vigilante y severo de la ley se alimenta del fracaso de la conciencia individual del ciudadano.

CMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario