sábado, 7 de julio de 2012

Si coges tu corazón con una mano y lo miras fijamente, verás un objeto poliédrico de más de cien caras, en cada una de las cuales se refleja tu imagen de más de cien maneras distintas. Así son nuestros corazones, capaces de amar y odiar al mismo tiempo, a más de cien personas y objetos, distintos o iguales. Te parecerá un caos inabarcable lleno de contradicciones, un abismo de emociones que baila a un ritmo indescifrable. Pero recuerda: "contradicción" es un concepto lógico, de la mente. El corazón, simplemente, se comporta como corazón; el corazón, simplemente, es. Al final, serás tú quien deba dialogar con él, y dejar que te lleve exactamente a donde quieras que te lleve.


CMA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario